Del 01 al 07 de agosto

La Semana mundial de la lactancia materna, instaurada oficialmente por la Organización Mundial de la Salud y UNICEF en 1992, es actualmente el movimiento social más extendido en defensa de la lactancia materna. Se celebra en más de 120 países, del 1 al 7 de agosto.
La leche materna es el mejor alimento y el más completo que puede recibir el recién nacido. Le brinda todos los elementos que necesita para crecer sano. La leche de la madre contiene además el líquido que el bebé necesita y está adaptada a sus necesidades, por lo que la digiere más fácilmente que cualquier otra leche.
Además, a través de ella, la mamá le trasmite al bebé factores de protección (“anticuerpos”) que ayudan a prevenir diversas enfermedades hasta que sea capaz de formar sus propias defensas.
Siempre que sea posible, todos los bebés deben recibir la leche de su mamá desde la primera hora de vida, ya que es irremplazable para su crecimiento y desarrollo. Por este motivo, se recomienda la lactancia materna exclusiva hasta los seis meses de edad y hasta los dos años o más, con el agregado de alimentos adecuados para la edad del niño.

Para el bebé:

• La leche materna provee la más alta calidad en nutrición.
• Previene enfermedades a corto, mediano y largo plazo.
• Favorece el desarrollo emocional y la capacidad de aprendizaje.
• Es lo mejor para la salud y calidad de vida de los bebés.

Para la mamá:

• Reduce el riesgo de cáncer de mama y ovario.
• La ayuda a volver a su peso habitual.
• Contribuye al desarrollo del vínculo madre-hijo/a.
• La protege de enfermedades.

Leave a comment

Open chat
Consultas
¡Hola! ¿En qué podemos ayudarte?