Día Mundial del Cáncer de Ovario

El 8 de mayo se celebra el Día Mundial del Cáncer de Ovario. La concienciación es una de las principales herramientas para contribuir a la detección precoz.

Les brindamos información a tener en cuenta.

¿Qué es el cáncer de ovario?

Es una enfermedad en la que se produce un desarrollo de células cancerosas en el ovario: se dividen y crecen de forma descontrolada. Como ocurre en otros tipos de cáncer, puede propagarse a otros tejidos.

En Argentina, el cáncer de ovario es el quinto más común en las mujeres, con unos 2.300 casos nuevos por año. Es la sexta causa de mortalidad por cáncer en mujeres. Afecta por igual a las mujeres de países desarrollados y a las de países en vías de desarrollo.

¿Cuáles pueden ser sus síntomas?

El cáncer de ovario presenta síntomas inespecíficos que dificultan su diagnóstico precoz, aflorando los síntomas cuando el tumor ya está en estadios avanzados y presenta por tanto un peor pronóstico.

Los síntomas más frecuentes de cáncer de ovario incluyen:

  • Dolor pélvico y abdominal persistente
  • Aumento del tamaño abdominal, con sensación de plenitud continua
  • Pérdida del apetito y sensación de estar lleno rápidamente.

 

También pueden producirse otros síntomas más inespecíficos, como son:

  • Síntomas urinarios (orinar frecuentemente)
  • Cambios en el hábito intestinal (estreñimiento o diarrea)
  • Dolor de espalda inexplicable que empeora con el tiempo
  • Cansancio excesivo
  • Pérdida o aumento de peso sin causa conocida
  • Náuseas y vómitos
  • Sangrado vaginal y alteraciones del ciclo menstrual.

 

Factores de riesgo

El principal factor de riesgo para cáncer de ovario es la edad. La mayoría de los cánceres ováricos se origina después de la menopausia. El riesgo aumenta con la edad; es poco común en mujeres menores de 40 años, mientras que la mitad de todos los cánceres de ovario se encuentran en mujeres de 63 años o más.

Otros factores que pueden incrementar el riesgo de sufrir cáncer de ovario son:

  • Tener antecedentes familiares de cáncer de ovario o mama en un familiar de primer grado (madre, hermana, hija, abuela).
  • No haber tenido embarazos.
  • Haber tenido la primera menstruación a edad temprana.
  • Tener una menopausia tardía.
  • Tener obesidad.
  • Seguir ciertos tratamientos de fertilidad (estimulación ovárica) durante más de un año de duración.

 

Diagnóstico

Las dos pruebas que se usan con más frecuencia para detectar el cáncer de ovario (además del examen pélvico completo) son la ecografía ginecológica (más específicamente ecografía transvaginal) y la prueba de sangre CA-125. También se suele utilizar la tomografía axial computarizada (TAC) de abdomen y pelvis.

Hasta el momento no existen pruebas que permitan detectar la enfermedad en fase temprana, y sus síntomas pueden confundirse con un simple dolor de estómago o enfermedades menos graves. Dado que la enfermedad no se puede prevenir, es importante estar atenta, conocer cuáles son los factores de riesgo, y consultar regularmente al ginecólogo es fundamental para evitar un diagnóstico tardío.

Leave a comment

Open chat
Consultas
¡Hola! ¿En qué podemos ayudarte?