Día Mundial de la Tiroides

Cada 25 de mayo se celebra el Día Mundial de la Tiroides, cuyo objetivo es dar a conocer las enfermedades que afectan a la tiroides y pueden tener un importante impacto en la salud de las personas a cualquier edad.

Compartimos con ustedes información que puede ser útil para conocer más sobre este tema.

La tiroides es una glándula que se encuentra situada en la parte baja y central del cuello. Su función consiste en producir y liberar hormonas tiroideas que están involucradas en el crecimiento, en el mantenimiento de la mayor parte de las funciones corporales y en la regulación del metabolismo.

ENFERMEDADES QUE AFECTAN A LA TIROIDES

Los trastornos tiroideos son comunes, pero muchas veces pasan inadvertidos, ya que los síntomas se confunden con otras enfermedades como depresión, trastornos de ansiedad o problemas cardíacos. Las consecuencias de no tratar los trastornos de la tiroides pueden ser graves, especialmente en recién nacidos, adultos mayores y mujeres embarazadas, pero si se detectan y tratan oportunamente, las personas se mantienen asintomáticas, saludables y pueden llevar una vida normal.

Hay diferentes enfermedades que afectan a la glándula tiroides, siendo las más frecuentes aquellas que alteran su función.  La baja producción de hormona tiroidea se llama “hipotiroidismo” (la afección tiroidea más frecuente) y en ese caso el organismo se enlentece, “le falta energía”. El exceso de hormona tiroidea se conoce como “hipertiroidismo”, en el que metabolismo se acelera y se gasta gran cantidad de energía.

Por otro lado, hay condiciones en las cuales existen cambios estructurales de la tiroides, como son la formación de nódulos tiroideos (benignos o malignos), y el crecimiento de toda la glándula tiroides, conocido como bocio.

Las enfermedades tiroideas son entre cinco y ocho veces más frecuentes en mujeres que en hombres y la posibilidad de presentar una disfunción aumenta con la edad.

ALGUNOS SÍNTOMAS SEGÚN ENFERMEDAD

Hipotiroidismo: Se diagnostica con mayor frecuencia en mujeres de 30 a 60 años.

  • Piel seca y fría
  • Caída de cabello
  • Constipación
  • Disminución de la frecuencia cardíaca
  • Somnolencia
  • Dificultad para bajar de peso

Hipotiroidismo subclínico: ocurre cuando la falla de la glándula es leve y no hay síntomas o bien estos son muy vagos: cansancio, falta de ánimo, intolerancia al frío, pérdida de memoria. Suele descubrirse en análisis de sangre de rutina.

Hipertiroidismo

  • Piel cálida y sudorosa
  • Ojos saltones y mirada brillante
  • Diarreas frecuentes
  • Aumento de la frecuencia cardíaca con palpitaciones
  • Intranquilidad
  • Insomnio
  • Temblores
  • Pérdida de peso

Nódulos tiroideos: pueden ser benignos (no cancerosos) o malignos (cancerosos) y suelen descubrirse de modo casual ya que, en general, son asintomáticos. Pueden notarse como una tumoración en la región del cuello cuando el paciente se mira al espejo o bien a la palpación. En algunas ocasiones pueden percibirse molestias en la deglución. La mayoría de los nódulos tiroideos son benignos.

¿QUÉ ESTUDIOS Y CONTROLES SON NECESARIOS?

Cada vez que se acuda al médico ante la sospecha de un problema de tiroides, el endocrinólogo o médico clínico determinará qué pruebas son las más adecuadas según el caso. Estos estudios suelen incluir mediciones en sangre (análisis de laboratorio) y ecografías.

Ante la presencia de nódulos tiroideos, suele indicarse la realización de ecografía tiroidea y, en caso de necesitarlo, una punción biopsia por aspiración con aguja fina.

Se recomienda medir niveles de hormonas tiroideas a:

  • Todo recién nacido
  • Toda mujer embarazada
  • Toda mujer mayor de 60 años
  • Cuando existe bocio o nódulos
  • En el caso de infertilidad
  • Trastorno de regla en mujeres
  • Disfunción eréctil en hombres
  • Problemas de depresión y crisis de pánico
  • Cuando hay colesterol elevado
  • Antecedentes familiares de enfermedad tiroidea

Leave a comment

Open chat
Consultas
¡Hola! ¿En qué podemos ayudarte?